La forma más limpia de reciclar

La forma más limpia de reciclar

|
0

El aceite de las frituras es uno de los residuos más difíciles de desechar entre todos los que hay en una casa. Existen muchas dudas sobre qué hacer con él, donde depositarlo. Sobre todo si pensamos en el daño que produce tirarlo por el fregadero en términos de contaminación del agua o, incluso, la posible obstrucción de las cañerías. Aunque el lugar correcto para depositarlo es un Punto Limpio, aquí te proponemos una manera de reconvertir ese líquido tan complicado en algo muy útil y una forma de enseñar a los niños (y a sus padres) qué hacer con él.

Una de las maneras más fáciles de reciclar el aceite de cocina ya sucio, usado por ejemplo en las frituras, es convertirlo nosotros mismos en jabón. A continuación, te mostramos el proceso para que puedas compartirlo con los alumnos en clase y pedir, como tarea en casa, que cada uno fabrique, siempre con la supervisión sus padres, su propio jabón y lo traigan a clase para hacer un concurso y elegir entre todos el más bonito. 

Materiales:

– 125 cm3 de aceite usado de cocina
– 20 grs. de soda cáustica (sosa, hidróxido de sodio): ¡Ojo, es peligroso!
– 100 cm3 de agua
– Sal (en caso de necesitarla)
– Aceite esencial o perfume (para darle aroma en caso de desearlo)
– Cuchara de palo o batidora eléctrica
– Recipiente hondo y de boca ancha para mezclar
– Papel para desmoldar
– Molde con la forma que deseemos darle a los jabones
– Guantes y protección para ojos: ¡Ojo, es peligroso!

Preparación:
Lo primero que debes hacer es filtrar el aceite usado por un colador o tela y, de esta forma, asegurarnos de separar los restos sólidos del aceite. Una vez filtrado el aceite podemos ponernos manos a la obra, la receta es la siguiente:

Pesar la soda cáustica sobre un pedazo doblado de papel. ¡Nunca tocarla directamente! Verter el aceite y el agua en un cubo grande y revolver con la barra o batidora eléctrica hasta que se haga una emulsión. Agregar cuidadosamente la soda cáustica, lentamente y revolviendo todo el tiempo. Seguir revolviendo hasta que se forme una goma gruesa. Esto podría tomar media hora o un poco más. Si después de media hora, aún no se consigue una especie de goma, revolver con 4 cucharadas de sal. Agregar el aceite esencial o el perfume si deseas que tenga un olor especial. Verter en molde y esperar algunos días a que solidifique.

Usa este tipo de jabones sólo para limpiar objetos. No los uses para el cuerpo ya que su PH no está controlado.

Te puede interesar