Latas refrescantes para calentar el ambiente

Latas refrescantes para calentar el ambiente

|
0

Quién nos iba a decir que se podían fabricar paneles solares con latas de bebidas… Pues parece ser que nos lo puede decir Jim Meaney. A este emprendedor canadiense se le ocurrió la forma de reutilizar las latas de refresco y cerveza de aluminio para producir energía solar térmica. Y ni corto ni perezoso, creó su propia empresa de calefacción solar ecológica Cansolair en el frío pueblo de Dildo. Este innovador sistema de calefacción de edificios está concebido, obviamente, como un método complementario a la calefacción convencional ya que el Sol solo regala sus rayos durante el día y solo entonces se puede producir energía térmica. El invento con de Meaney supone un buen ahorro energético, económico y de emisiones de CO2 y una original forma de reutilizar estos envases, cuyo destino para su reciclaje, debería ser el contenedor amarillo, junto al resto de envases metálicos, de plástico y briks.

Como bien nos explican en CanalClima, Cansolair recoge en primer lugar latas de refresco y cerveza. Después las agujerean y las ensamblan para crear circuitos y que así el aire pueda viajar por el interior vacío. Las latas se pintan de negro para acumular más radiación solar y son introducidas dentro de una estructura cubierta por un vidrio abombado, formando el panel que calienta el aire interior. Cada panel, compuesto por 240 latas de aluminio, calienta el aire, por poca que sea la radiación solar. Según Cansolair, 15 minutos de luz solar por hora puede mantener una temperatura ambiente cómoda en una vivienda de 300 m2. Su precio es de 2.700 dólares, precio que se amortiza entre tres y cinco años después de la instalación. Podéis ver un reportaje de la CBC News canadiense sobre Meaney y su empresa Cansolair aquí.

Te puede interesar