Los Puntos Limpios

Los Puntos Limpios

|
0

Numerosos han sido los posts en los que hemos mencionado la necesidad de llevar determinados tipos de objetos y productos más o menos contaminantes a los Puntos Limpios*, esos lugares especiales donde se recogen de forma gratuita para ser posteriormente tratados, reciclados, valorizados energéticamente o, en última instancia, desechados de forma responsable. La Organización de Consumidores y Usuarios define los Puntos Limpios como “un servicio encargado de recoger y clasificar los residuos que, por su tamaño o peligrosidad, no se pueden retirar con el resto de la basura en los contenedores de la calle. Otras opciones -señala la OCU- son la recogida domiciliaria de enseres voluminosos (programada o previa llamada al ayuntamiento) y los Puntos Limpios móviles, que recogen restos peligrosos”.

En principio, todo residuo doméstico que tenga carácter peligroso para la salud o para el Medio Ambiente o cuyo volumen sea tan grande que impida depositarlo en un contenedor normal de los que hay por los pueblos y ciudades, debería llevarse a un Punto Limpio. Cada comunidad autónoma, incluso cada instalación, hace su particular interpretación del concepto de peligrosidad, pero, a título orientativo ésta es la lista de productos más comunes que pueden llevarse al Punto Limpio:

– pinturas, barnices, colas, decapantes, aguarrás sintético, tintes, protectores de madera

– pilas y acumuladores

– aceites de cocina

– aceites de motor

– baterías de vehículos

– lámparas fluorescentes o especiales (halógenos) y bombillas tradicionales o de bajo consumo

– productos químicos y envases que hayan contenido productos peligrosos como pesticidas, productos de limpieza o desinfectantes

– aerosoles

– medicamentos

– muebles y enseres

– ropas, trapos, calzado, textiles de decoración

– electrodomésticos grandes y pequeños, (lavadoras, frigoríficos y equipos de refrigeración, freidoras, secadoras, etc.) televisores, equipos de radio, material electrónico (ordenadores, videocámaras, cintas de vídeo o casete, CD, teléfonos fijos, móviles y cargadores de móvil)

– neumáticos

– menaje de hogar, sartenes, vajillas, cubiertos, etc.

– cartones, papel, maderas y objetos voluminosos plásticos (no envases)

– escombros y chatarras metálicas provenientes de pequeñas reformas domésticas (material de fontanería, cableado eléctrico, puertas, ventanas, somieres, etc.)

– otros (no siempre admitidos): restos de poda o jardinería; cosméticos, productos de fotografía, radiografías, termómetros, juguetes, etc.

La utilización de los Puntos Limpios es gratuita para los usuarios particulares, aunque se les exige el esfuerzo de llevar los productos de desecho en su propio medio de transporte. La gestión de estos lugares de recogida suele ser responsabilidad del ayuntamiento o la mancomunidad -agrupación de varios ayuntamientos para la gestión de servicios públicos, entre los que consta la recogida de basuras-, bien directamente o a través de una empresa privada que hayan designado. Algunas diputaciones provinciales y administraciones autonómicas han creado instalaciones para mejorar el servicio.

cantidades_punto_limpio

Panel informativo de Resur Jaén S.A. (Residuos Sólidos Urbanos Jaén) www.resurjaen.com

Si deseas conocer cuál es el Punto Limpio más cercano a tu casa, puedes acceder al Buscador de Puntos Limpios, aquí. Y si deseas descargarte un archivo con más información sobre estos puntos especiales de recogida de residuos, puedes hacerlo aquí. Dado que cada vez hay más puntos limpios, la OCU incluye una dirección (departamento.productos@ocu.org) para que puedas informar sobre nuevos Puntos Limpios que todavía no aparezcan en la aplicación.

*Nota: en Euskadi los Puntos Limpios se denominan “garbigunes”, en Cataluña “deixalleries y en Valencia “eco parques” o “áreas de aportación”.

Te puede interesar