Amarillo

La lámpara de mesa diseñada con botellas de plástico

Si un día se nos estropea definitivamente alguna de nuestras lámparas de techo y no deseamos comprarnos una nueva, tal vez podamos fabricarnos una propia, mucho más barata y ecológica, inspirándonos en la que Dan Pearlman nos expone en su web Objects of Desire. El invento se llama FlowerPET y tiene a bien reutilizar botellas de bebidas. La idea consiste, muy básicamente, en varias botellas de plástico PET de diferentes colores -el tipo de envase irá un poco por gustos- y acopladas en fila a una barra de aluminio, de tal forma que todas estén iluminadas por dentro por sendas bombillas colgadas de un cable en su interior. La estructura metálica con las botellas recicladas pende del techo lo que da un toque aún más moderno y elegante al conjunto. FlowerPET resulta ideal como lámpara de mesa. Podemos ver ilustrados y mejor explicados sus pasos de elaboración, aquí

pasos

FlowerPET está inspirado en algunas de las clásicas lámparas que el diseñador danés Verner Panton creó en 1969. Panton (1926-1998) está considerado como uno de los más influyentes en el mundo del diseño mobiliario del siglo XX. Durante su carrera dio a luz a una gran variedad de diseños innovadores y futuristas, especialmente construidos en plástico y con colores brillantes. La mayoría de sus diseños más conocidos se siguen produciendo a día de hoy. Objects of Desire rinde homenaje a esta figura y lo hace fundiendo el diseño con el reciclaje de botellas de plástico. Una bonita iniciativa que ojalá inspire a más personas a la hora de reciclar otros envases.

Y recordamos que separando correctamente las botellas de plástico junto al resto de envases de plástico, latas y briks, les podremos regalar una nueva vida si las depositamos en el contenedor amarillo para su reciclaje. 

Nota importante: En caso de que alguien se anime a intentar fabricarse una lámpara de mesa con botellas de plástico, es mucho más conveniente utilizar bombillas de bajo consumo porque, además de ser mucho más ecológicas, emiten mucho menos calor que las bombillas convencionales y evitan cualquier posibilidad de que las botellas se derritan o incluso puedan llegar a prender fuego.

DEJA TU COMENTARIO

Enviar