Noticias

Arte callejero de Junky Projects: la cruzada de los “centinelas” contra el exceso de residuos

Junky Projects es el nombre que se esconde tras el joven activista de Melbourne (Australia) que protesta contra la creciente generación de residuos de la sociedad occidental incrustando pequeños “centinelas” en posiciones estratégicas de la ciudad para recordar a los transeúntes que si seguimos generando tanta basura, un día ésta se les puede volver en  su contra. Con este mensaje de claro espíritu ecologista comenzó Junky Projects lo que él denomina su “cruzada de arte callejero”. ¿Y en qué consisten esos “centinelas” situados en puntos clave de Melbourne? Son divertidas figuras formadas por viejos y destartalados envases como latas de bebidas, latas de conserva, aerosoles, piezas de cartón o botellas de plástico, y otros objetos tirados como perchas, viejos cubiertos de plástico, chapas, restos de tela, madera, juguetes o de plásticos… En definitiva, piezas recuperadas del suelo de la calle o de la basura, que tras pasar por las manos de Junky Projects se convierten en divertidas pequeñas obras con cierta apariencia de ser vivo (con ojos, cara, brazos, manos, piernas…). El artista incrusta sus pequeñas esculturas de chatarra a golpe de clavo y martillo en viejos postes, puertas o marcos de madera y les ofrece una nueva vida. Una nueva vida como centinelas que, como decimos, advierten con su original presencia de la imperiosa necesidad de reducir la generación de residuos.

Y una forma de reducir nuestro volumen de residuos pasa sin duda por la reutilización y el reciclaje de envases y de cualquier otro material que se preste a ello, como hemos defendido siempre en nuestro blog. Invitamos a los profesores a entrar en nuestra Comunidad Educativa para que propongáis nuevas formas de concienciar y enseñar a los niños a aplicar la filosofía de las tres R: reducir, reutilizar y reciclar. En la página de Junky Projects podéis ver infinidad de fotos de “centinelas” vigilando atentamente las calles. Ellos sí que no tienen desperdicio.

DEJA TU COMENTARIO

Enviar