Kelvin Doe, el niño de Sierra Leona que inventaba dispositivos con basura electrónica y maravilló al mundo

Kelvin Doe, el niño de Sierra Leona que inventaba dispositivos con basura electrónica y maravilló al mundo

|
0

El nombre de Kelvin Doe ha dado la vuelta al mundo. Nacido en Sierra Leona hace apenas 16 años, la historia de este joven ha asombrado a todos los científicos e ingenieros al conocerse su  increíble capacidad de fabricar baterías y otros dispositivos electrónicos reutilizando objetos y materiales que encontraba en las basuras. Su don viene ya de lejos pues a los trece años ya le había picado el gusanillo por inventar aparatos electrónicos reciclando objetos de desecho. Y lo mejor es que Kelvin quiso compartir ese don para beneficio de su comunidad. Como es de suponer, Sierra Leona no disfruta infraestructuras eléctricas de calidad ni de muchas otras comodidades que a los países desarrollados nos parecen obvias en nuestro día a día. Por eso, este pequeño genio intentó con sus creaciones mejorar la vida de sus paisanos dándoles la posibilidad de tener luz en sus casas diariamente.

También montó una estación de radio alimentada por un generador eléctrico de su invención reciclando materiales que encontró en la basura. Desde esa estación Kelvin transmitía música y noticias bajo el apodo de DJ Man Focus.

kelvin_doe

Kelvin es un reciclador e inventor autodidacta.

Sus cualidades y su enorme talento y potencial no pasaron desapercibidos para la ciencia. Kelvin fue invitado recientemente a participar en el Programa de Becarios Invitados del prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), convirtiéndose en la persona más joven que acude a dicho programa. Ni que decir tiene que, a pesar de echar de menos a los suyos, Kelvin está formándose y absorbiendo conocimientos de ingeniería electrónica como si fuera una esponja y su mayor deseo es poder mejorar las condiciones de vida de su familia, así como ayudar a su país transmitiendo sus conocimientos a la juventud sierra leonesa.

kelvin_mit

Kelvin, en el MIT.

Le deseamos toda la suerte del mundo y que se cumplan sus propósitos, y le felicitamos desde aquí por su ingenio y su increíble capacidad de reciclar y mejorar las condiciones de vida, no solo de los que le rodean sino del propio planeta.

Y recordad que si tenéis cualquier aparato o dispositivo electrónico que penséis que es inservible, llevarlo al Punto Limpio más cercano. Allí encontrarán seguro la mejor manera de reciclarlo y darle el mejor tratamiento.

Te puede interesar