De tarro de vidrio a entretenida y decorativa bola de nieve

De tarro de vidrio a entretenida y decorativa bola de nieve

|
1

tarros_bolanieve

¿Qué os parece si nos divertimos haciendo uno de los adornos navideños más entretenidos y originales? Hablamos de las clásicas bolas de nieve, esas bolas de cristal llenas de líquido en cuyo interior habitan figuritas y parajes invernales que se envuelven de nieve al agitar la bola. En esta ocasión, la bola de nieve no será de cristal sino de vidrio reciclado y su forma no será redonda sino la de los habituales tarros en cuyo interior envasamos multitud de productos alimenticios.

Además del tarro de vidrio reciclado necesitaremos agua, glicerina líquida, brillantina (también conocida como purpurina), cola resistente al agua, cola térmica para sellar la tapa metálica y, por supuesto, la figurita o figuritas que queramos introducir en el tarro. Éstas suelen estar relacionadas con las Navidades o el invierno, por ejemplo, un árbol navideño, una chimenea, un muñeco de nieve, un patinador, un Papá Noel, figuras del Belén, etc.

tarros_bolanieve2

El procedimiento es sencillo. Rellenamos el tarro de vidrio con agua y un poco de glicerina líquida. Ésta última hará que el líquido sea más denso y que la nieve, es decir, la brillantina, caiga con más lentitud. La brillantina puede ser de color blanco, plateado o del que se prefiera. Con una cucharadita rasa bastará. Por otra parte, pegaremos la figurita o figuritas al interior de la tapa metálica del tarro y, ya seca la cola, cerraremos la tapa con cuidado. Para cerciorarnos de que el cierre quede hermético, lo sellaremos con cola térmica (silicona).

Si el tarro de vidrio que reutilizamos es pequeño, pequeña quedará nuestra bola de nieve. Y cuanto más grande sea, mayor podrá ser el escenario y la posible combinación de figuritas en su interior. En este vídeo podéis contemplar una forma de llevar a cabo esta manualidad. Al final obtendremos un objeto decorativo que cada vez que lo giremos o agitemos mantendrá hechizada a toda la familia, en especial a los más pequeños, y alegrará nuestras casas durante las Fiestas.

tarros_bolanieve3

Y no olvidemos que estos tarros, al igual que los demás envases de vidrio, podemos también reciclarlos llevándolos al iglú verde. ¡Pero ojo! Allí no tiremos otros objetos de vidrio que no sean envases ni mucho menos objetos de cristal o porcelana, como vasos, platos, cerámicas, espejos… Solo los envases de vidrio: botellas, tarros y frascos. ¡Ah! Y las tapas metálicas de estos envases han de ir al contenedor amarillo. En caso de duda, recurrid a nuestro buscador de envases.

Fuentes, fotos y vídeo: Ecologismos, Blog Navidad Digital

Te puede interesar

  • Marisol

    wow es hermoso. me estan dando muchas ideas para adornar mi casa. no importa q pase diciembre. aun asi se veran hermosos.