¡Pongamos un poco de sal y pimienta al reciclaje!

¡Pongamos un poco de sal y pimienta al reciclaje!

|
0

sal_pimienta_botellas

Foto: Sarah Starkey

Si además de reciclar, sois de los que os gusta ponerle sal y pimienta a las comidas y a la vida, ésta es una gran propuesta para vosotros. Y es que en el blog Apartment Therapy nos hemos topado con una simpática forma de convertir dos pequeñas botellas de vidrio de refresco en un salero y un pimentero. Sendos envases de vidrio vacíos, limpios y secos servirán de contenedores de la sal y de la pimienta, lo único que deberemos hacer es coger las chapas metálicas (ojo con no doblarlas cuando destapemos las botellas) y con ayuda de un martillo y un clavo o un fino punzón, haremos con cuidado los agujeritos por donde saldrán los apreciados condimentos al sacudir las botellas de vidrio recicladas. Luego encajamos bien las chapas en las botellas y… ¡listo! Ya tenemos nuestros flamantes salero y pimentero para alegrar nuestras comidas.

El vidrio es un material muy apreciado y con gran valor en el mercado. Los envases –botellas, tarros y frascos- son 100% reciclables y se pueden reciclar una y mil veces ya que no pierden propiedades en el proceso. Recordamos algunos datos que dan fe de la importancia de separar y llevar los envases de vidrio al iglú verde: reciclar 3.000 botellas supone tirar una tonelada menos de residuos en los ya de por sí exhaustos vertederos. También supone dejar de extraer más de una tonelada de materias primas y reducir un 20% la contaminación del aire al consumir menos combustible en la fabricación de nuevos envases con esas materias nuevas. Asimismo, reciclando 1.000 botellas de vidrio ahorramos 100 kWh de energía y 330 kilos de sílice, la principal materia prima con la que se fabrica el vidrio.

Fuente: Apartment Therapy

Te puede interesar