¡Casitas y calles hechas con briks y mucha creatividad!

¡Casitas y calles hechas con briks y mucha creatividad!

|
1

calles_briks1

Los envases tipo brik poseen formas y tamaños que pueden dar mucho juego para que los niños se diviertan y desarrollen su imaginación y habilidades creando casitas, calles y plazas. Ya vimos en su día hace unos años que los briks son envases perfectos para construir paisajes urbanos. Queremos traer algunos ejemplos más que hemos encontrado sumergiéndonos en Internet. Por ejemplo, son muy destacables los ejemplos que encabezan este post.

Como veis, se trata de dos formas distintas de convertir briks en casitas y calles. En la imagen de la izquierda –fuente: “Sköna hem”- vemos cómo primero los briks reciben una capa de pintura y después le van pintando con pintura blanca y rotulador negro tejados, puertas y ventanas. Las casitas de la imagen de la derecha –de autoría desconocida, lo sentimos-, en cambio, han sido pintadas todas de negro y después se han ido dibujando los tejados, los arcos de la calle, las puertas y ventanas. Para hacerlo todavía más original y divertido, vemos cómo el autor de esta manualidad aprovecha el dispositivo de plástico del brik por el que sale el líquido –el abrefácil- para transformarlo en chimenea y le añade algodones a modo de humo. ¡Qué ingenioso! Además, vemos que este tipo de creaciones también permite reutilizar hojas de papel o envases de cartón aplanados para construir los suelos o carreteras por donde podrán transitar coches y muñequitos de juguete.

Otro ejemplo de paisaje urbano con briks que nos ha encantado lo hemos encontrado en “Con a de aileón”, cuya autora se llama Noelia. Se recubren los briks con un par de capas de pintura de pizarra, siempre tan apreciada para muchas manualidades de reciclaje, y después ya tendremos vía libre para perfilar todos los elementos de la casa como más nos guste. Podemos dibujar puertas, ventanas, personas, farolas, árboles, coches…

calles_briks2

calle_briks3

calle_briks4

El tercer y último caso que queremos compartir con vosotros procede del blog “La Pajarita”, en uno de cuyos posts nos muestran cómo convertir los briks en casitas, una excelente oportunidad de crear y disfrutar a través de la pintura y el reciclaje. El resultado es precioso, sencillo, ideal, para que los niños jueguen y decoren sus habitaciones o clases.

la_pajarita

¿Qué os parece? ¿Os gusta? En Internet se pueden encontrar más ejemplos que nos pueden servir de inspiración para reutilizar un envase tan familiar y cotidiano como es el brik. Envase que, por otra parte, también puede ser reciclado si lo separamos junto a los envases de plástico y las latas y lo depositamos después en el contenedor amarillo. Es importante acordarse de que los briks van al contenedor amarillo, ¡nunca al contenedor azul!

Fuentes: Con a de aileón, Sköna hem, La Pajarita

Te puede interesar