Niños, ¡a jugar! Estos simpáticos luchadores de sumo son botellas de plástico transformadas en bolos

Niños, ¡a jugar! Estos simpáticos luchadores de sumo son botellas de plástico transformadas en bolos

|
0

bolos_sumo1

No sabemos si estos peculiares luchadores de sumo estarán muy de acuerdo con el nuevo rol que les asignó Kimmie, la autora del blog de manualidades Hello Mess. De lo que sí estamos seguros es de que a nosotros sí nos parece una idea fantástica transformar nuestras botellas de plástico en un original y divertido juego de bolos. Kimmie vio en la forma y diseño de unas pequeñas botellas de plástico la oportunidad de convertirlas en luchadores de sumo y bolos a la vez. De esta forma, el niño pequeño de la autora da rienda suelta a sus instintos un tanto destructivos y se lo pasa pipa lanzando la pelota para ver cuántos bolos derriba. Además, se congratula de que la fabricación de estos simpáticos bolos permite a su chiquitín desarrollar su creatividad y habilidades y conectarle aún más con ella, su mamá.

Antes de nada, lo ideal sería conseguir unas botellitas de plástico similares en forma y tamaño. Después buscaremos una mezcla de colores rojo, amarillo y un poco de blanco para obtener un color melocotón (cuanto más blanco, más clarito). O bien directamente podemos hacerlo con un color rosado u otro color de piel (¡todas las razas valen igual!). Lo mezclamos con un poco de agua,  introducimos la mezcla en el interior de la botellita y agitamos o movemos el envase hasta que todo quede bien impregnado de color por dentro. Extraemos la pintura sobrante y cerramos el tapón.

bolos_sumo2

Será el momento de pintar por fuera el aspecto de un luchador de sumo. Es decir, le dibujamos el pelo negro, el rostro y el mawashi, el cinto que visten los combatientes nipones (ver fotos). Repetimos el proceso con cuantos bolos deseemos hacer y, por último, conseguimos una pelotita para poder jugar.

bolos_sumo3

Mola, ¿verdad? ¡Pues es sencillísimo de hacer! Y reutilizamos este tipo de envases para que los niños se diviertan reciclando y después jugando. Pero sin olvidar que en el contenedor amarillo también podemos reciclar nuestras botellas de plástico y los demás envases de plástico, las latas y briks.

Fuente y fotos: Hello Mess

Te puede interesar