El conejo y la botella

El conejo y la botella

|
87

¿Un conejo? ¿Tumbado? ¿Sin ningún temor?  ¿Contemplando los milagros de la naturaleza?

Pues sí, ese soy yo.

Orejas grandes, cuerpo pequeño, cola como una borla completamente blanca por debajo. Así me describís vosotros, los humanos. Para mi familia, soy simplemente un conejo; eso sí, uno muy listo.

Todo cuanto observo está ahora en su lugar: aquí las encinas, allí los alcornoques,  más allá un lince, ¿un lince? ¡Oh, no! ¡Estoy perdido! ¡Calma! Respira despacio -me digo siempre a mí mismo-, no me ha visto ni olido. Menos mal. Ya se fue.

Doc2

 

Como iba diciendo, todo está ahora en armonía. Y más aún hoy con la fina lluvia que las nubes mansamente dejan caer y que intensifican y elevan los olores hasta las más altas cumbres de estas sierras; lavandas, romeros, tomillos…

Pero hubo un momento en el que no todo fue así…

Ocurrió una vez que toda mi familia y un servidor (o sea, yo, el conejo más avispado de toda Sierra Morena), tuvimos que convivir durante doce largos meses con seres extraños llegados desde el mismísimo cielo.

Tal vez para un humano ese tiempo no sea mucho. Pero para un conejo, uno como yo, ¡un año es la cuarta parte de su vida! Y todos esos días compartiendo espacio con aquella horrible botella amarillenta y sus amiguitos, es una eternidad.

Nuestra relación no empezó nada bien, tengo que reconocerlo…

Esa dichosa botella…

La misma que se llenó de confianza al verse rodeada por un lata verde de un refresco extraño, un pequeño tarro de cristal añil y varios envoltorios de plástico quemados por el Sol.

Y todo allí, amontonado, en lo más recóndito del bosque. Allá donde el agua corre cristalina, los árboles crecen hasta arañar el azul cielo y donde las rocas llevan siglos ocupando el mismo lugar.

En el mismo rincón del bosque donde yo puedo inspirarme y escribir, mirando el discurrir constante del agua en el riachuelo. Para un conejo es lo más parecido al paraíso… (No, el paraíso de los conejos no es un campo lleno de zanahorias, de hecho, ¡odio las zanahorias!)

Pero volvamos a esa botella…

El primer día que la vi…, bueno, no la vi. De haberlo hecho no habría caído rodando montaña abajo con las risas inevitables del búho y de la gineta. Un momento, ¿estos animales no deberían haber estado durmiendo? ¡Todo ocurrió de día!

 

Doc3

 

Mi alcornoque preferido paró nuestra caída. Yo me levanté, pero la botella quedó inmóvil a solo unos pocos metros de donde la había encontrado. Cuando me repuse del tremendo susto me acordé de Martín. Sí, recuerdo muy bien a ese chaval. Siempre le había divertido hacer sonar las pequeñas piedras que metía en esa clase de recipientes de plástico una vez vacíos. Y como siempre, después de jugar un buen rato la arrojaría por aquel barranco. Pero ese día no puso piedrecitas en su interior…

-“¡Martín, Martín!”, gritaba su padre. “¿Has visto la llave del coche? ¡Estaba aquí hace un momento!”.

Martín se limitó a negar con la cabeza. ¿Cómo decirle a su padre que la llave había “volado”?

Sin excepción, todos los familiares de aquel chico (y él mismo) pasaron muchas veces junto a la botella, pero nadie se agachó para cogerla, nadie. Ninguno pudo haber imaginado que dentro de un miserable envase de plástico pudiera estar lo que tanto ansiaban. Si alguno de ellos hubiera tenido la necesidad de agarrarla para dejarla en su lugar, el contenedor amarillo, tal vez habría hecho sonar la llave en su interior, y aquella noche no hubiesen tenido que dormir dentro del coche, mamá, papá, el tío Federico, la abuela Antonia, el tío de Valdepeñas y Martín. Y a cinco metros, una botella aparentemente vacía pero con la llave mágica en su interior…

La grúa se llevó el coche sin llave y a todos sus ocupantes a la mañana siguiente.

No volví a ver a Martín. Con la botella me encontré cada día de los 365 que un año tiene.

Muchos humanos visitaron lo que hasta aquel momento había sido mi paraíso. Recuerdo especialmente un grupo de chicos, con su maestro, que vinieron hasta aquí solo para limpiar el monte. Al menos eso se podía leer en sus camisetas: “Limpiemos el monte”. Se lo llevaron todo. Hasta aquella dichosa botella.

Ahora todo vuelve a ser como antes.

“¡Shsss!” El lince está de nuevo ahí. No, hoy tampoco me comerá…

Por cierto, no os he dicho mi nombre. Pero a vosotros seguro que no os interesa ni la vida ni el nombre de un vulgar conejo de monte.

Atentamente,

Martín

Te puede interesar

  • Oscar

    Es bastante instructivo y didáctico para concenciar a todo el mundo

  • rosario gil cominor

    Es una lastima q no miremos x la naturaleza cuando es la que nos mantiene devuamos de cuidarla mucho mas luchemos como Martin

  • gerard

    Es bonito y didáctico por eso e botado

  • juan

    Maravillo. Didáctico, y lleno de verdad.

  • monica

    Es horrible lo que hemos y seguimos haciendo con nuestro planeta..maltratarlo sin conciencia…es un cuento donde todos deberiamos reflejarnos y ayudar a cuidar nuestra naturaleza. Enhorabuena por este mensaje.

  • Ana Maria Berrocal Gomez

    Muy bonito e instructivo. A reciclar!!!

  • Irene

    Muy bonito y cierto. Enhorabuena!

  • Angustias

    Esta genial

  • Cristina

    cuanta razón tienes. …enhorabuena por tú labor como docente y la complicidad que le despiertas a tu alumnado…

  • Adrian CR7

    Es súper guapo gracias fernando por decirme esto

  • José vargas

    Muy buena historia para que todos nos concienciemos de lo importante que es reciclar, si todos no colaboramos continuará la degradación de nuestro mundo.

  • Laura

    Enhorabuena por este mensaje

  • María

    Precioso. ¡Enhorabuena!

  • alba

    Este cuento me fascina ala a seguir votando
    Jajajajajajajajaj a seguir

  • Encarni

    Muy bueno

  • Rafael

    Muy didáctico, instructivo y con un claro mensaje ecológico.

  • Jorge

    Me ha encantado, y tristemente la dichosa realidad que vivimos a diario. Cuidemos nuestro entorno, las calles, jardines y bosques son como el salón de nuestra casa, nunca tiraríamos las cosas al suelo en nuestra casa, y porque lo hacemos cuando salimos fuera?

  • Pablo

    El escritor es un amante de la naturaleza y gran Profe. 🙂

    Pablo fontalba

  • Kari na

    Enhorabuena un mensaje muy claro y directo para que mantengamos limpia la naturaleza

  • Javii

    Me ha encantado el cuento.Me ha enseñado que reciclar es muy importante y no tirar basura al campo también, y las imágenes están chulas y curradas,todo bien,todo correcto y yo que me alegro,¡ENHORABUENA!

  • Fina

    Una idea muy bonita, a ver si aprendemos tod@s

  • JUAN CARLOS CASTILLO

    Un cuento instructivo y del que aprender, niños y mayores. Es por ello que merece mi voto y muchos mas.

  • Yolanda

    Preciosa manera de concienciar en algo tan importante como cuidar nuestro entorno. Es donde vivirán nuestros hij@s y sus hij@s, por quienes merece la pena reciclar y cuidar el medio ambiente. Felicidades.

  • Penélope

    Muy buena historia, estupenda para niños y adultos.

  • Gerardo

    Me ha gustado mucho.

  • Carmen

    Muy bonito. ¡Felicidades Rafa!

  • Carmen

    Bonito. Felicidades

  • paqui

    Ehorabuena, me encanta muy educativo y concienciador

  • Guillermo

    Genial!!!

  • Toñi ramos

    Precioso. Buen trabajo

  • Ana

    Simplemente precioso. Que un niño de 5º curso sea capaz de escribir esto me parece maravilloso. Digno de ser publicado.

  • Irene

    Bravo!!!

  • Amalia

    Estupendo para concienciar sobre el reciclaje. Hay que salvar el planeta!!

  • juan Merino

    Hermano haces un trabajo maravilloso. Enhorabuena, ojalá sirva este cuento para concienciar a todo el mundo.

  • Agustin puerto

    Me parece una historia muy tierna a la par que interesante , mi mas enhorabuena para los jovenes que luchan a favor de la cultura , hay que fomentar la literatura desde la infancia

  • Eduardo torres bolorino

    Es el que mas me ha gustado

  • maria guillermina solana

    Suerte.. hermoso cuento.. es todo un escritorrr

  • Juana Pancorbo Molina

    Súper chulo

  • Ana Moreno Sánchez

    Mi más sincera ‘enhorabuena ‘ ¡!

  • Carmen

    Muy bonito el cuento

  • Carmen

    Me parece una historia muy bonita para los niños

  • Carmen

    Una montaña se hace grano a grano. No hay otra manera. Cada acción didáctica cuenta. Enhorabuena.

  • Remedios Rodríguez

    Mea gustado pero bastante ole tu, queremos un pueblo limpio , tenemos que aprender todo para conseguirlo tu no as enseñado bastante , eres maravilloso , sigue como eres porque vas atriunfa en esta vida Rafael un beso,,,,,,,

  • Alba

    Mensaje positivo .Enhorabuena al autor

  • Mercedes

    Precioso y muy didactico

  • M pilar

    Muy bonito, que cunda el ejemplo

  • Sandra

    Me ha gustado mucho

  • Reme

    Enhorabuena. Eternamente la escuela

  • Mari

    Muy bonito y didactico

  • Isabel Sánchez Moreno

    Precioso, enhorabuena!!!

  • Maribel

    Qué bueno!!!

  • F. Luisa

    Me encanta todo lo q habla d medió ambiente. Suerte

  • Isabel Gutierrez

    Me gusta tu idea y puede ayudar a los alumnos

  • M carmen

    Me ha gustado muchísimoo muy instructivo…

  • Jose antonio macias diaz

    Es muy creativo y merece mi apoyo me encanta

  • Vanesa Brrrocal

    Espectacular

  • Sonia

    Enhorabuena por este relato!

  • yolanda lopez garcia

    Muy bonito

  • Teresa Del Pino Madero

    Preciosa historia,Ojalá y todos nos concienzaramos para respetar el medio ambiente

  • Soledad

    Esta es la mejor manera d darnos cuenta q la tierra esta sufriendo y q nosotros somos los causantes d ese dolor

  • Joaquin

    Una gran realidad,te felicito.

  • María José Benítez

    Me pareció preciosa historia. Puede ayudar a muchos niños y mayores. Genial

  • Rafa

    ¡Enhorabuena Rafa! Sea cual sea el ganador final, tus alumnos y tú ya habéis despertado en miles de personas el amor por la naturaleza. Mis alumnos me piden cada día que les lea el cuento, y así lo hago.
    Gracias por regalarnos esta maravilla.

  • Natalia

    Me ha encantado El cuento profe

  • Angela

    Pedazo de cuento y pedazo de artista! Este cuento perfectamente ayuda a niños y personas a que reciclen y entiendan como podemos ayudar a mejorar el planeta tan solo reciclando! Que mucha falta hace que reciclemos! Mucha Suerte ! Saludos

  • Gloria

    Muy bonito.

  • Reme

    Me oarece precioso y una forma estupenda de concienciar a los mas pequeños de cuidar la baturaleza . Ademas de una firma divertida y amena

    • Jose antonio macias diaz

      Un ejemplo de los pequeño que son lo que mas queremos

  • Mercedes Jurado

    Buen mensaje para que se conciencien en recliclar.Muy nonito.

  • montse

    Estupendo para que nos consiensemos en recliclar si entre todos podemos. Si se puede.

  • Carmen

    Es preciso este cuento

  • Carmen

    Un cuento ideal para los niños

  • Carmen

    Me parece muy bonito este cuento para todos los niños y asín les ayudarán a leer cada vez más y mejor

  • Angel

    Muy chulo, ojalá gane este cuento. Mucha suerteeeeee

  • Lucía

    Tito Rafa , somos María , Natalia y Elena .Hemos leído tu cuento con nuestra madre y nos ha encantado , para nosotras ya eres un ganador!!enhorabuena !! Te queremos

  • Angel

    Muy bonito

  • Alejandra

    Qué bonito cuento!!! Y qué estupendo mensaje!!!
    Enhorabuena, Rafa!!!!!

  • Vero

    Simplemente… GENIAL!!!

  • Jose antonio macias diaz

    Es lo menos que podemos apollar ha unestro futuro que son los pequeños

  • Lucía

    Nos encanta tito!! Natalia , Elena y María

  • Juan Carlos Montoro Güeto

    SOSTENIBLE….hacer este mundo habitable y lleno de etica…!enhorabuena!

  • Angel

    Deveria ser el ganador muyyyy bonito la historia

  • fernando

    el cuento es bonito e interesante es bonito que hagan un cuento del medio ambiente

  • Mari

    Estupendo , un mensaje para todos haber si aprendemos.
    Me ha encantado

  • Jose antonio macias diaz

    Eso es lo que tenemos que apoya y yo lo apoyo

  • Toñi

    Muy bonito, bien escrito y con un mensaje muy claro: luchemos por el medio ambiente que nos lo estamos cargando. ..

  • Laura

    Suerte