Fotografió la basura reciclable que acumuló durante cuatro años para concienciar a la sociedad sobre el exceso de residuos

Fotografió la basura reciclable que acumuló durante cuatro años para concienciar a la sociedad sobre el exceso de residuos

|
0

El fotógrafo francés Antoine Repessé (Lille, 1979) tomó una decisión un día de 2011 que serviría para despertar las conciencias de la gente: dejó de tirar su basura reciclable y empezó a guardarla dentro de su casa. Al parecer, todo comenzó cuando se cuestionó el coste medioambiental de su ‘adicción’ a las comidas congeladas. Aquello le llevó a no tirar ninguno de sus envases y otros productos reciclables como la prensa en papel. Después se le unieron algunos amigos.

Cuatro años después, el joven había acumulado cerca de 70 metros cúbicos de residuos. Éstos le sirvieron para emprender un proyecto fotográfico y didáctico que ha dado la vuelta al mundo y al que denominó “#365 Unpacked”.

ecoembes educa

 “Me interesaba ver cómo un objeto puede perder su singularidad cuando se transforma en parte de algo masivo. Nos suelen advertir sobre la cantidad de desperdicio que producimos, pero creo que una foto puede ser mucho más poderosa e impactante que una tonelada de palabras”, explica Repessé.  ¡Y vaya si lo es! Las fotos, que muestran a actores en actitudes y lugares cotidianos –a excepción de la llamativa foto del contenedor-, pero totalmente rodeados de estos residuos de envase, son tan espectaculares como alarmantes.

Las cifras de volumen y cantidad de basura cotidiana acopiada por Repessé son impresionantes. A lo largo de cuatro años había acumulado 1.600 botellas de leche (de plástico), 4.800 tubos de cartón de rollos de papel higiénico y de papel de cocina y 800 kilos de periódicos de papel. Pero esto no es todo. También recopiló miles de envases domésticos de cartón, envases de plástico, latas, briks, cajetillas de tabaco (de cartón)…

ecoembes educa

Con el proyecto artístico “#365 Unpacked”, el fotógrafo galo también señala que quería otorgar una dimensión estética a su trabajo: “Al clasificar la basura se obtiene un efecto gráfico: traté de producir una imagen perfecta que evoque un efecto perturbador”.

Y efectivamente, sus fotos perturban nuestras conciencias y nos invitan a reflexionar sobre la importancia de ejercer un consumo responsable y sobre la urgente necesidad de separar nuestros envases domésticos y llevarlos a su contenedor de reciclaje. Con este gesto tan sencillo estaremos preservando el medio ambiente al evitar llenar con más residuos los vertederos (o a calles y entornos naturales) y al ahorrar recursos naturales, energía y emisiones de CO2. ¿Ponemos nuestro granito de arena?

Fotos: Antoine Repessé

Fuentes: Antoine Repessé, Vimeo (cuenta de #365UNPACKED) y Talentos Magazine

Te puede interesar