Guardando gominolas de Halloween en una divertida cabeza de Frankenstein fabricada con una botella de plástico

Guardando gominolas de Halloween en una divertida cabeza de Frankenstein fabricada con una botella de plástico

|
0

Frankenstein se ha convertido en una de los símbolos más recurrentes en la celebración de Halloween y en todo un personaje universal. Esta figura literaria surgió de la pluma de la escritora inglesa Mary Shelley en 1818 y se hizo aún más célebre y popular gracias al cine y la televisión. Desde hace mucho tiempo, no hay Noche de Brujas en la que no se vea a un niño o adulto disfrazado de Frankenstein o en la que su reconocible  figura no decore algún lugar.

Y cómo no, nosotros queremos aportar nuestro granito de arena con este buen vídeo de Ecobrisa Reciclaje, en el que Vicky Carabalí, su autora, nos enseña cómo convertir dos botellas de plástico en un recipiente para dulces con la forma de la inconfundible cabeza de Frankenstein. Las instrucciones están muy bien explicadas en el vídeo y son fáciles de aplicar.

ecoembes educa

Necesitamos dos botellas de plástico verdes como las que se ven en el vídeo, una más grande que la otra para que después puedan encajar, tijeras, dos tapones de plástico procedentes de briks, pegamento, pintura negra y blanca, pincel y un poquito de papel de aluminio. Siguiendo los pasos especificados en el vídeo obtendremos una divertida cabeza de Frankenstein en la que podremos guardar y transportar gominolas, bombones, caramelos, etc. para intercambiar y regalar durante nuestra Fiesta de Halloween. Y durante el resto del año tampoco estará mal como simpático y útil recipiente decorativo en clase o en la habitación de los niños, ¿no os parece?

En todo caso, esta manualidad de reciclaje se presta como una buena forma de que los niños se diviertan, perfeccionen sus habilidades y valoren las excelentes posibilidades que presentan los envases para ser reutilizados.

Fuentes: Youtube (cuenta de Ecobrisa Reciclaje) y de Ecobrisa Reciclaje

Te puede interesar