El maestro que vino del mar

El maestro que vino del mar

Escrito por: Antonio Martínez Rubio
Colegio: CEIP Diego Requena
Curso:
Ciudad: Villarrobledo
Provincia: Albacete

Aquel era el primer día de clase. Todos estaban muy nerviosos porque tenían ganas de ver, de nuevo, a sus compañeros después de los dos meses de verano y, además, porque el maestro que les iba a tocar a los alumnos de 2º de Primaria era nuevo.

Solo sabían su nombre y era muy raro: Piélago. ¿Quién se podía llamar Piélago? Los chicos y las chicas de 2º no conocían a nadie que se llamara así.

Eran las nueve y diez y el maestro no llegaba. Aquello era muy raro. Quizá le habían dado otro destino… o quizá se había dormido. ¡Anda que dormirse el primer día el nuevo maestro!

Serían las nueve y veinte cuando apareció un hombre por la puerta. Su olor era muy raro, iba muy mojado… y lo peor, venía con todo el cuerpo cubierto de desperdicios y deshechos… En las piernas unas latas de refresco que parecían que estaban pegadas, en sus brazos algunos bolsas de plástico, por todo el cuerpo los seis anillos de las latas de refrescos… ¡Ah! Y en sus zapatos una cosa fea, viscosa y negra que nadie sabía lo que era.

– ¡Vaya pinta! – dijo uno de los niños.

– ¿Estáis seguros de que este es el profe nuevo? – dijo una de las niñas.

– ¡Es el basurero! – dijo el más gracioso de la clase, provocando las risas de todo los alumnos.

Pero el maestro no se reía, al contrario, estaba muy serio. Todos se callaron y dejaron de reír. Entonces, el maestro se puso en mitad de la clase y empezó a hablar.

– Hola, chicos. Sí… soy el nuevo maestro y me llamo Piélago.

– Sí, ya lo sabíamos – dijo el niño más listo de la clase.

– Pero… ¿por qué vienes así? – preguntó otra niña. Hueles muy mal y parece que llevas basura en el cuerpo.

– Es que llevo basura…y os voy a contar por qué. ¿Lo queréis saber?

– ¡¡¡¡¡Síiiiiiii!!!! – fue la respuesta general, a la vez que volvía otra vez el silencio.

– Me llamo Piélago, ya os lo he dicho. Piélago es una palabra griega que significa “mar profundo”. El mar que está más lejos de la playa. Me pusieron este nombre porque a mis padres les gustaba mucho el mar, y a mí también. Estas vacaciones he ido al mar…

– ¡Y yo! ¡Y yo! – se escuchó en la clase.

– Sí, igual que vosotros, pero ayer me sumergí con mi amigo Poseidón, un señor muy mayor que vive en el fondo del mar desde hace miles de años. Intenté llegar a su casa, porque él vive en el fondo del mar…

– ¡Eso es imposible! – dijo un niño.

– No… es posible. Poseidón vive desde hace muchos años allí, pero no pude llegar a su casa. Me quedé atascado con la basura que había en el mar. Nada más meterme, una bolsa de plástico se me metió en la cabeza, en la piernas se me pegaron peces que habían muerto por toda la basura de los humanos…

– ¡¡¡Oooohhh!!! – exclamaron todos.

– Por todo mi cuerpo se me fueron pegando estas cosas transparentes de plástico que se utilizan para llevar las lastas de refresco. ¡Ah! También unas latas de refresco se me pegaron al cuerpo y para acabar, algo pisé negro que no se me ha ido todavía. Esto negro es petróleo; petróleo que salió de un barco hace años.

– ¡Qué asco! – dijeron algunos alumnos.

– Sí…qué asco…pero… ¿sabéis quién es el responsable de toda esta basura? – Hubo un silencio general. Nadie se atrevía a responder. – ¡Nosotros! ¡Somos nosotros! ¡Los seres humanos! Los seres humanos tiran lo que no necesitan…en lugar de…

– ¡Reciclarlo! – dijeron todos a la vez.

– Creo que ya no voy a poder ir más a la playa…está asquerosa…a cada paso hay latas, botellas, bolsas, etc. Todo es basura.

La clase nunca había estado más en silencio. Todos pensaban qué podían hacer porque la situación era muy complicada.

– ¡Los seres humanos son responsable de la suciedad, pero no todos! ¡Nosotros podemos hacer lo contrario! Piélago, ¿y si te ayudamos a ti y a Poseidón a limpiar la playa? Poseidón ya está muy viejo para hacerlo él solo.

El silencio de la clase cambió rápidamente al alboroto, gritos de alegría y aplausos. ¡Allí estaba la solución!

– Muy bien, chicos – dijo Piélago, el maestro. Una persona no podría hacerlo…pero entre todos seguro que podremos dejar el mar completamente limpio.

– ¡Y también nos ayudarán nuestros papás y mamás!

– ¡Eso! ¡Eso!

Al día siguiente, por la tarde, una patrulla de limpieza estaba en la playa limpiando cada rincón de desperdicios. Con la ayuda de todos, Piélago hizo realidad el dicho de que una imagen vale más que mil palabras…

…y de que el ser humano es capaz de lo peor…y de lo mejor.

  • MARIO TORRES RUIZ

    Muy bueno….

    • Vicenta

      Muy bueno

      • Antonia Ruiz baena

        Genial!Eres un buen escritor

        • María Isabel Sánchez Rodríguez

          Cierto, el ejemplo diario es una singularidad que puede volverse en pluralidad. Genial

          • Antonia Ruiz baena

            Votado

            • Leticia jimenez

              Me encanta

              • MARIA PILAR CAMPAYO PEÑA

                Bonito cuento. Los niños de 2º han disfrutado ilustrando el cuento del MAESTRO ANTONIO.
                FELICIDADES. Ya sois ganadores!!!!

                • Miguel

                  Muy bueno

                  • Otilia Tamba

                    Muy bonito

                    • Angeles

                      Hay que practicar con el ejemplo! !!. Enhorabuena al los niños!!

                      • Juana

                        Muy burno

                        • Chus

                          Qué buena historia.

                          • Lola

                            Muy bonito para q llegue a los más jovenes

                            • Yolanda

                              Todos deberíamos ser consciente de lo w hacemos

                              • Elena Martinez

                                Buenísimo

                                • Herminia

                                  Muy bonito

                                  • Arancha estrada sanchez

                                    Me encanta ojala q ganemos lo importante es participar

                                    • Antonia Ruiz baena

                                      Toma ya!

                                      • Antonia Ruiz baena

                                        ?

                                        • Amparo isabel

                                          Es muy divertido