Un rescate muy emocionante

Un rescate muy emocionante

Escrito por: Vanesa Sánchez-Crespo Juárez
Colegio: CEIP La Fuente
Curso: 1ºA
Ciudad: Nambroca
Provincia: Toledo

La alarma de socorro sonaba en toda la isla de las hadas. ¡Un caso de extrema urgencia! Pues la morsa Rosa del Polo Norte, y la última que quedaba, estaba atrapada. ¿Dónde estaba Calipasa, el hada? ¡De la naturaleza, ella era la encargada!

El Polo Norte, al no recibir respuesta del hada, comenzó a buscarla. El pingüino Marcelino, el presumido, aleteando y zambullido, nadó apresurado, pero quedó enganchado a un plástico flotando. El reno Alfredo lo vio desde lo alto:

– Pingüino presumido, ¿qué ha pasado?

– La morsa Rosa está atrapada. ¡Corre y avisa al hada!

El reno cruzó la montaña en busca del hada, pero tuvo la mala pata de cortarse con una lata. El castor Ramón, el molón, desde lejos lo divisó y preguntó:

– Reno viejo, ¿qué ha sucedido?

– La morsa Rosa está atrapada. ¡Corre y avisa al hada!

El castor Ramón en un troncó subió y todo el lago recorrió, pero su cola pillada se quedó con una caja de cartón. Chita, la gueparda más bajita, desde la selva sus gritos escuchó:

– Chita, la morsa Rosa está atrapada. ¡Corre y avisa al hada!

La gueparda no se lo pensó y tan rápido como pudo corrió, pero al llegar a la sabana africana con un vidrio tropezó y se cayó. La leona Mariola, la mejor cazadora, la vio y preguntó:

– Chita, ¿qué ha pasado?

– La morsa Rosa está atrapada. ¡Corre y avisa al hada!

La leona Mariola atravesó la sabana y, cuando ya llegaba al Sáhara, se clavó una pila y le hizo herida.

La Iguana Juana, que por allí pasaba, se enteró y empezó su marcha. Llegó al bosque y se encontró a la abubilla Priscila, la más cantarina, que sobrevolaba con alegría.

– Abubilla Priscila, la morsa Rosa está atrapada. ¡Corre y avisa al hada!

La abubilla Priscila, por más que buscaba, no daba con el hada. Ya no se podía esperar o la morsa Rosa podría desaparecer del planeta y no se volvería a ver ninguna igual.

La abeja Jimena, astuta y pequeña, tuvo una idea genial y decidió avisar a la maestra de la localidad y por la ventana, un poco entreabierta, se decidió a pasar. Todos los niños y niñas comenzaron a gritar, pero la maestra la escuchó hablar:

– Maestra Vanesa, ¡necesitamos tu ayuda! La morsa Rosa, del Polo Norte y la última que queda, está atrapada y el hada Calipasa, con su magia, es la única que puede salvarla, pero no aparece, no sabemos qué pasa.

Pero ese no era el único problema, pues seguían atrapados muchos animales del planeta con todos los materiales y residuos que no estaban en su sitio.

– ¡Necesitamos más ayuda! Pero, para eso, están los niños y las niñas de mi clase, que encantados, nos echarán una mano – dijo Vanesa.

¡Vamos todos! ¿Estáis listos? Tengo una idea: ¡Vamos al lío!

Y, de repente, la maestra Vanesa ideó un plan y todos se pusieron a trabajar.

Mientras ella viajaba al Polo Norte a lomos de la cigüeña Manuela, la que más alto vuela, los niños y niñas de la clase, recorriendo el planeta, salvaban a los animales. Y mientras tanto, y no en vano, reciclaban cada material para limpiar el planeta de tanta basura perjudicial.

Usaron el contenedor amarillo para el plástico del pingüino y la lata con la que el reno tuvo mala pata. El azul; para el cartón con el que quedó atrapado el castor Ramón. El verde; para el vidrio con el que la gueparda Chita resbaló un poquito. Y el rojo; para la pila que hirió la pezuña de la leona Mariola en el rastrojo.

La maestra, con la bufanda puesta, llegó a su destino. Encontró a la morsa Rosa atrapada con una cuerda muy latosa y tiró de ella con la ayuda de la cigüeña Manuela, hasta que la morsa pudo sacar la cola.

– ¡Qué alegría, ya me muevo! ¡Me estaba quedando tiesa de estar bajo el hielo! – gritaba la morsa Rosa a los cuatro vientos.

– ¡Qué bien haberlo conseguido! – exclamó la profe Vanesa con mucho brío. Pero ahora hay que volver, que el hada de la naturaleza tiene que aparecer.

Cuando al campo llegó, no lo podía creer. Habían encontrado al hada bajo una botella atrapada, con un ala rota y la otra doblada.

La profe Vanesa se ofreció voluntaria. Con cuidado y mucha maña, levantó la botella y sacó al hada.

Calipasa, que ya respiraba, a la profe Vanesa y a todos los niños y niñas ayudantes reales del reciclaje nombró y un lema mágico les enseñó: en los contenedores debes reciclar el plástico, el vidrio, las pilas, el metal y el cartón y así harás de la naturaleza un lugar mejor y que mole mogollón.

  • Barbara

    Me encanta!!!!!

    • Gustavo Magén

      Enhorabuena, Vanesa, por tu trabajo y buen hacer. Es una historia fantástica y original, que seguro enganchó
      a los chavales. ¡¡Es más que emocionante!! jajajajaja. Felicidades. ¡¡Y mucha suerte ahora!!

      • Ricardo

        Enorabuena!! Que bueno! Esta noche se lo leo a las peques!!

        • Esther

          Maravillosa la historia

          • Mari Carmen Valero

            Que bonito

            • Mari Carmen Valero

              Un cuento muy educativo

              • Susana

                Está chulisimo… Me encanta

                • alfredo

                  Vaya literatos están hechos. Gracias vanesa por tu dedicación e inculcarles el gusanillo de los libros. Desarrollando la.imaginación nos hacemos libres

                  • José Angel

                    Holaaaaaaa, q manera de desmotivar a Padres, niños y familiares, por no mantener los marcadores actualizados, con lo bien q lo estábamos pasando y lo ilusionado q estaban los niños, ahora sabemos q va a ganar quien vosotros querais

                      • Amarillo Verde y Azul Ecoembes

                        Hola José Angel, gracias por tu comentario. Cada vez que un cuento supero los 2500 votos, se seguirá realizando el recuento pero no será visible en la web. Hemos utilizado este sistema en las anteriores ediciones del concurso. Un saludo.

                      • Sergio y Vera

                        Nos ha gustado mucho el cuento. Es genial.

                        • Luisa

                          Gracias? Vanesa por enseñar con tanta ilusión, dedicarte en cuerpo, alma e imaginación para q nuestros hijos no dejen de ser niños y aprendan contigo.

                          • Maria

                            Esta genial

                            • Marisi

                              Un cuento genial tan genial como la profe enhorabuena Vanesa.

                              • José Angel

                                Muy bonito

                                • Bea

                                  Bonito , precioso