Ecología en las aulas: ¿sí o no?

Ecología en las aulas: ¿sí o no?

|
0

Adaptar el centro educativo para que sea respetuoso con el medio ambiente es la mejor forma de transmitir el cuidado de la naturaleza. Los recursos de la Tierra son limitados, y por eso no basta con repetir el mensaje a los alumnos: debemos ponernos manos a la obra.

Si ya en casa reciclamos, usamos bombillas de bajo consumo, o ahorramos agua, ¿por qué no hacerlo también en nuestro centro educativo?

Tenemos que concienciar a los alumnos de que sus pequeñas acciones influyen en el estado del medio ambiente. Convertir la ecología en algo divertido no es complicado si se trabaja como una actividad más del aula, haciendo partícipes a los alumnos y sacando siempre el lado más entretenido y ameno.

¿Qué podemos hacer por nuestro planeta en la escuela?

Además de las diferentes actividades que podemos realizar con nuestros alumnos, convertir el centro educativo en un ejemplo de eficiencia energética y medioambiental es un paso imprescindible. A continuación, os sugerimos algunas ideas:

  • Educar en el consumo responsableEl aprovechamiento de los recursos debe ser uno de los pilares del funcionamiento del centro. No basta únicamente con comprar materiales reciclados, sino que se debe disminuir la compra de los mismos. Un buen ejemplo es pedir que no traigan la merienda envuelta en papel de aluminio o film, sino en un envase hermético o una tela.
  • Hacer del ahorro energético un trabajo diario: Apagar las luces cuando no se utilicen o utilizar bombillas y aparatos de bajo consumo.
  • Reciclar y separar los residuos: Separar la basura puede llegar a ser un juego muy entretenido para los niños, pero si además les concienciamos de su importancia medioambiental, tendrán razones de peso para llevarlo a la práctica. Para ello, es necesario que en el centro existan diferentes contenedores para que puedan aprender a separar cada residuo según su material.
  • Convertir el patio de recreo en un lugar para experimentar de primera mano con la naturaleza: Los huertos urbanos cambian y mejoran el espacio de las ciudades y pueblos, pero si además implicamos en su cuidado a los más pequeños… ¡las ventajas son incalculables!

  • Realizar campañas de ahorro de aguaSe pueden colocar carteles en todos los grifos del centro, además de que los profesores recuerden frecuentemente la importancia de un uso responsable.
  • Implicar a las familias: Pidiendo su colaboración para continuar en casa con estas prácticas, e incluso organizar actividades colectivas en las que se requiera su participación.

Desde Amarillo, Verde y Azul decimos SÍ a la ecología en las aulas.

En EducaEnEco también puedes encontrar diferentes recursos educativos para trabajar con tus alumnos valores medioambientales.

Fuente:  http://blog.tiching.com/ecologia-en-clase-conoces-los-ecoproyectores/

Te puede interesar