Crea casitas de cuento de hadas con tarros de cristal reciclados

Crea casitas de cuento de hadas con tarros de cristal reciclados

|
0

Las hadas existen y viven en tarros de mermelada reciclados convertidos en bonitas casitas. Pero para poder construirlas necesitan un poco de ayuda, ¿les echamos una mano?

Os aseguramos que esta manualidad será muy divertida y os servirá para dar salida a todos esos botes de mermelada que suelen acumularse en los armarios. Además, estaremos creando unas bonitas casitas para soñar con hadas y duendes.

¿Qué necesitamos?

  • Un bote de cristal.
  • Arcilla.
  • Agua.
  • Pinceles.
  • Cúter.
  • Regla.
  • Pinturas.
  • Tapas o moldes de pasta.

Si ya lo tienes todo… ¡estamos listos para empezar! Sigue los pasos y al final tendrás una bonita casita propia de un cuento de hagas.

Paso 1. Empezamos a amasar la arcilla para poder crear una tira fina que cubra el ancho del bote.

Paso 2. Con ayuda de una regla y un cúter cortamos la masa a la medida y empezamos a envolver el tarro con ella. Vamos aplicando agua con los dedos para evitar que la arcilla se resquebraje.

Paso 3. Antes de que se seque, con la ayuda de una tapa o un cortapastas hacemos una ventana a los lados.

Paso 4. Cogemos el círculo que nos ha sobrado y lo cortamos a la mitad para hacer unas repisas para las ventanas. Para pegar piezas solo tenemos que humedecer los bordes y dejarlo secar.

Paso 5. Para hacer la puerta cogemos otro poco de arcilla y cortamos dándole la forma deseada. Humedecemos un lado con agua y lo pegamos a la casita con cuidado.

Paso 6. Con el cúter hacemos marcas sobre la puerta para crear el efecto de madera.  Y para darle aún más realismo hacemos una pequeña ventana en la puerta y colocamos bolitas de arcilla como si fueran piedras alrededor del marco.

Paso 7. Decoramos las ventanas con unos barrotes y colocamos, también, un marco alrededor.

Paso 8. Con la arcilla haremos una base redonda y gruesa para la casita y la decoraremos con pequeñas bolitas imitando piedras.

Paso 9. ¡Comienza la parte más divertida! Empezamos a pintar la casita a nuestro gusto.

Paso 10: Para acabar, cogemos la tapa del bote y la pintamos de rojo con pequeños círculos blancos como si fuera una seta.

¡Y listo! En solo 10 pasos ya tenemos una bonita casa para hadas que podemos utilizar como decorado de millones de historias y juegos. Una manualidad sencilla, divertida y con la que además hemos reciclado un tarro de cristal de mermelada. Si te apetece, puedes utilizar otros envases de vidrio y hacer casitas con otras formas diferentes. Recuerda que los tarros que no te sirvan debes depositarlos en el contenedor verde para darles una nueva vida.

Si quieres descubrir más ideas para reciclar envases de vidrio, visita la sección Verde de nuestra web.

Fuente e imágenes: https://www.youtube.com/watch?v=dlJLChh_6Fg

Te puede interesar