Algunos datos sobre el tratamiento y reciclaje de neumáticos fuera de uso

Algunos datos sobre el tratamiento y reciclaje de neumáticos fuera de uso

|
0

En Amarillo, verde y azul hemos comentado algunas veces como los neumáticos usados pueden ser reutilizados para nuevos fines como construir asfalto de carreteras o incluso un estadio de rugby. Pues esta semana vamos a profundizar un poco más en la reutilización, reciclaje y valorización de los neumáticos. Signus Ecovalor, un Sistema Integral de Gestión de Neumáticos Fuera de Uso, gestionó solo el pasado año un total de 192.070 toneladas de neumáticos fuera de uso recuperados a través de los 22.234 puntos de generación que sus recogedores seleccionados tienen distribuidos por toda España. Los 211 productores adheridos, por su parte, declararon una primera puesta en el mercado de reposición de 17.106.980 unidades de neumáticos de todas las categorías y que generan un residuo cuyo peso es de 182.717 toneladas.

De esas más de 192.000 toneladas de neumáticos fuera de uso:

– el 9% se destinó a reutilización en el mercado de ocasión y recauchutado.

– el 51% se recicló y valorizó materialmente. Los neumáticos se trituran y se transforman en rellenos de césped artificial, losetas de seguridad de parques infantiles, pistas deportivas, carreteras con base de goma, mezclas bituminosas o en productos de caucho y de aislamiento acústico y térmico. De los neumáticos fuera de uso también se extrae fibra textil y acero. Otra parte de los neumáticos no aptos son usados enteros para aplicaciones en obras civiles como relleno de terraplenes, taludes, etc. También pueden ser utilizados para sujetar láminas impermeabilizantes en vertederos, como barreras de protección en circuitos automovilísticos o como amainador de oleajes, por poner otros ejemplos.

– el 40% se valorizó energéticamente como combustible. Esto supone un gran ahorro energético. El neumático posee un gran poder calorífico y un poder de contaminación inferior a otros combustibles fósiles. Y es que contiene un 25% de biomasa en su caucho natural.

Teniendo en cuenta que son necesarios diez siglos para que un neumático se degrade y desaparezca en la Naturaleza, parece una excelente idea continuar con la labor de gestión y tratamiento de estos elementos que permiten rodar a nuestros vehículos en las carreteras y cuyo principal material es el caucho.

neumaticos

Te puede interesar