¿Conocéis a Estevão Silva da Conceição, el “Gaudí brasileño”?

¿Conocéis a Estevão Silva da Conceição, el “Gaudí brasileño”?

|
0

En este blog hemos traído numerosos ejemplos en los que arquitectura y reciclaje van de la mano. Tal es el caso de Mike Reynolds y sus casas autosuficientes earthships, o del gran Justo Gallego, que lleva más de 50 años construyendo su particular catedral con materiales reciclados en Mejorada del Campo (Madrid). Ahora, gracias a un bonito reportaje que hemos encontrado de la Agencia EFE de enero de 2015 hemos conocido a una persona cuyo trabajo nos ha maravillado. Se llama Estevão Silva da Conceição (Santo Estêvão, 1957) y lo denominan “el Gaudí brasileño”.

Este hombre de 59 años comenzó en la década de los los años 80 a construir su casa con un estilo muy particular cuando se instaló en Paraisópolis, una favela de 80.000 habitantes en la ciudad de Sao Paulo. Todo comenzó cuando, según él, el rosal que había plantado creció más de lo esperado y vio conveniente construir un armazón de hierro cimentado para guiarlo. Así comenzó a construir poco a poco su casa, un bello ejemplo de lo que se ha dado en llamar “arquitectura espontánea”.

Un pequeño templo de aspecto sobrecargado y ecléctico que recuerda en bastantes cosas a algunas de las obras arquitectónicas más conocidas del maestro catalán universal Antoni Gaudí (Reus, 1852-1926), de cuya muerte se cumplen el próximo 10 de junio 90 años. Gaudí destacó en algunas de sus construcciones por reutilizar materiales desechables como piezas de hierro usado, fragmentos de azulejos, botellas de vidrio, platos y tazas de café de loza blanca. Muchos de estos materiales procedían de la fábrica Pujol i Bausis, emplazada en Esplugas de Llobregat. Podríamos afirmar, por tanto que, en ese aspecto como en tantos otros, Gaudí fue un pionero en cuestión de reciclaje. Para comprobarlo in situ, os recomendamos visitar la siempre acogedora ciudad de Barcelona y desplazaros al Park Güell, a la Casa Milà (conocida también como “La Pedrera”) o a la Casa Batlló, donde veréis claramente la ornamentación con trencadís con reciclaje de materiales de la que estamos hablando. Además, ¡son lugares mágicos!

 

Estevão fue construyendo su casa con líneas curvas, formas geométricas, un tejado con forma de estalagmitas y muchas piedras. El estilo recuerda mucho a la mencionada Pedrera, situada en el Passeig de Gracia de la Ciudad Condal. Cualquiera diría que es evidente que este arquitecto autodidacta se inspiró en Gaudí para erguir su emblemático hogar, pero se equivocaría. No fue hasta 2002 que Estevão escuchó por primera vez hablar del arquitecto catalán, cuando recibió una invitación de la Fundación Gaudí para conmemorar en Barcelona al máximo exponente del modernismo español.

“Cuando llegué a Barcelona y supe bien lo que Gaudí había hecho me emocioné mucho. Fui al otro mundo, yo que venía de Bahía (estado del nordeste de Brasil), y me sentí muy orgulloso de mi trabajo”, declaró a EFE.

Fue a raíz de aquel viaje que Estevão importó la idea de incrustar elementos en las paredes, pero no solo fragmentos de azulejos o botellas de vidrio. Además, él decidió incrustar todo tipo de objetos desechados: monedas, teléfonos móviles, muñecos, gafas, cámaras de fotos, fragmentos de la Biblia, platos, jarrones, tazas, tapones de plástico… ¡De todo! Y aunque el resultado puede provocar agobio a algunas personas, lo cierto es que hacen de su casa un lugar mágico de atmósfera extraordinaria. Deja a cualquiera con la boca abierta.

Desde Amarillo, verde y azul saludamos a Estevão Silva da Conceição y le felicitamos por su magnífica y emotiva obra, que nos inspira a seguir reutilizando y reciclando envases y otros objetos y materiales. En internet podéis encontrar muchas vídeos y fotos de la “Casa de Piedra” de Estevão. Por ejemplo, en páginas como 7 Das Artes o Blogs Reuters.

 Fuente: EFE (EFE Tur) y Youtube (cuenta de Boa ideia é ser brasileiro)

Te puede interesar