Consejos para vivir una Navidad más sostenible y ecológica

Consejos para vivir una Navidad más sostenible y ecológica

|
0

Las Navidades están ya a la vuelta de la esquina. Quien más quien menos ya piensa en volver a reunirse toda la familia y en celebrar las fiestas con alegría. Desde Amarillo, verde y azul queremos ofrecer una serie de consejos para, además de pasarlo bien junto a nuestros familiares y amigos, mantener nuestros buenos hábitos de respeto al Medio Ambiente. ¿Cómo? Pues por ejemplo, reciclando bien los envases y embalajes de los regalos que nos traigan Papá Noel o los Reyes Magos. Siempre hemos hecho campaña a favor de reutilizar el papel de regalo, pues ofrece infinidad de posibilidades, al igual que otros materiales. Aquí os enseñamos en su día cómo elaborar coronas y guirnaldas navideñas reciclando bolsas de plástico. Podemos también reutilizar latas de bebidas, cartulinas, papel de periódico, rollos de papel higiénico, etc. para hacer otras decoraciones navideñas. ¿Os acordáis?

Muchas veces las Navidades traen consigo regalos en forma de prendas de vestir. Esto suele dar pie a renovar nuestro vestuario y deshacerse de ropa que ya no usamos pero que todavía está en buen estado. Por eso, desde nuestro blog os animamos a acordaros de las personas más desfavorecidas. La ropa y otras prendas de vestir, como casi todo, también puede ser reutilizada y existen numerosos puntos de recogida en nuestros pueblos y ciudades. Éstos entregan la ropa a quienes más la necesitan. Lo mismo podemos decir de los juguetes. ¿Cuántos juegos y juguetes se tiran cada año, que bien podrían ser disfrutados por otros niños? ¡Pues donémoslos y hagamos felices a muchos pequeños en Navidad! Así daremos un verdadero sentido solidario y humano a estas fiestas.

navidadreciclada

Otro caballo de batalla en estos días venideros tiene que ver con el derroche energético. Millones de luces iluminan nuestras calles y hogares. Es por ello un buen momento para concienciarnos de que el ahorro energético es imprescindible para preservar el Medio Ambiente. Utilicemos iluminación LED o bombillas de bajo consumo, ambas alternativas muchísimo más sostenibles que las bombillas convencionales. Y no tengamos encendidas más luces de las necesarias ni más tiempo del que las requiramos. Por poner un par de ejemplos, no hace falta tener todas las habitaciones del hogar encendidas a la vez, ni tener las luces del árbol de Navidad alumbrando todo el día y toda la noche. Apelemos al sentido común en casa. Y lo mismo podemos decir en relación al consumo de agua o de calefacción. He aquí algunos consejos para ahorrar en este último ámbito.

Por otra parte, con la Navidad llega el árbol y el tradicional Belén. Recomendamos no utilizar musgos ni acebos naturales como elementos decorativos ya que son plantas en peligro de extinción y su recolección está prohibida –en algunos sitios se pueden comprar procedentes de viveros- . Los frutos del acebo son un recurso alimenticio invernal cada vez más escaso para algunos animales del bosque. También aconsejamos comprar árboles navideños vivos, que vengan con su cepellón (la masa de tierra que recubre las raíces). Si lo cuidamos bien, podremos entregarlo al servicio municipal o a algún centro para que lo replanten una vez terminadas las fiestas. O tal vez podamos replantarlo nosotros mismos en la escuela, en un parque o en el jardín, aquellos que dispongan de uno. Otra alternativa ecológica es comprar árboles de Navidad artificiales y duraderos.

imagesCATYNVEN

Para terminar, todos sabemos que llegan unas fechas en las que el consumo en la calle se dispara. Desde aquí hacemos un llamamiento al consumo sostenible y con criterio. Que los productos que compremos sean ecológicos, respetuosos con el planeta y que no terminen en la basura a las primeras de cambio. También abogamos por comprar productos instructivos que fomenten valores sanos y didácticos.

Te puede interesar