Cómo hacer imanes para la nevera caseros con papel reciclado

Cómo hacer imanes para la nevera caseros con papel reciclado

|
0

Quien más, quien menos, todo el mundo tiene algún imán decorativo pegado en el frigorífico de su casa. Cuanto más original es el imán, y más experiencias vinculemos con él, más especial es para nosotros y nosotras. Ese imán del viaje a Italia; aquel que nunca sabemos muy bien de donde viene, pero lleva toda la vida ahí pegado; ese otro que siempre sujeta nuestros papeles… Pero ¿qué os parece si nos fabricamos nuestros propios imanes a mano reciclando papel?

Elaborar letras de papel imantadas dará mucho juego a la hora de componer palabras y mensajes pegados en el frigorífico. También puede servir para que los más pequeños vayan familiarizándose con el abecedario y con el precioso mundo de la escritura y la creatividad literaria. ¿Queréis saber cómo? ¡Os lo explicamos!

Materiales necesarios para nuestras letras-imán

  • Agua caliente (2 tazas)
  • Papel reciclado
  • ½ taza de harina
  • Rodillo

Estos son los sencillos materiales que necesitarás para fabricar la pasta de papel. Como puedes usar cualquier tipo de papel, y las densidades de cada uno de ellos son distintas, te aconsejamos que lo vayas echando un poco a ojo, comprobando la consistencia. Tiene que quedar algo más dura que una masa de pan. Si decides durante el proceso que quieres hacer más letras, ve aumentando las cantidades.

Respecto al tipo de papel, da igual el color y la forma, ya que acabaremos pintando nuestras letras, así que no te preocupes demasiado por eso.

Para decorarlas necesitaremos:

Cómo hacer nuestras letras de papel paso a paso

Pasta de papel

Esta manualidad es muy sencilla y divertida de hacer, pero es un proceso largo y requiere de paciencia. ¡Veámoslo!

Paso 1

En primer lugar, fabricamos la pasta de papel. Para ello cogemos el agua y nuestro papel. Cortamos el segundo en trocitos con los dedos y lo metemos en la mitad del agua. Es bueno dejarlo unos 10 minutos a remojo.

Paso 2

Una vez esté bien húmedo, lo mezclamos con la trituradora. Si no disponemos de una, podemos dejarlo más tiempo a remojo, hasta que podamos mezclarlo con las manos. Así conseguiremos la pulpa de papel. Retira el exceso de agua.

Paso 3

Cuando tengas la pulpa, añade el agua y la harina, poco a poco para poder ir regulando las texturas, hasta formar una masa consistente pero maleable. Júntalo todo y reajusta las cantidades si lo necesitas.

Paso 4

El siguiente paso es hacer unas plantillas de papel de las letras mayúsculas (también pueden ser minúsculas, ¿por qué no?). También puedes buscar en internet. ¡Seguro que hay muchas!

Paso 5

Ponemos la bola de pasta de papel sobre una superficie lisa con harina para que no se pegue al rodillo, y extendemos la pasta. Elige el grosor que más te guste, pero recuerda que cuanto más grueso sea, mas tardará en secarse. Con el grosor de un cartón, tardará más o menos 24 horas en secarse, puedes ir calculando.

Paso 6

Una vez tengamos el grosor que queremos, colocamos nuestras plantillas sobre la masa y lo recortamos siguiendo la forma.

Paso 7

Las dejamos secar. El color cambiará y la textura será mucho más sólida y dura.

Paso 8

Y, por último, pintamos las letras de los colores que más nos gusten. Cuando la pintura esté seca, les pegamos unos trocitos de cinta imantada en la parte trasera. ¡Cuantas más letras de papel reciclado hagamos, más juego nos darán en la puerta del frigorífico!

Como siempre, os recordamos que podéis reciclar los viejos periódicos y revistas y los envases de papel y cartón, depositándolos en el contenedor azul. Y si no estáis seguros de a qué contenedor de reciclaje debéis tirar algún envase determinado, pasaos por nuestro buscador de envases y veréis cómo solventáis vuestras dudas.

 

Fuentes:

Te puede interesar