¡Manualidades con chapas súper fáciles y divertidas!

¡Manualidades con chapas súper fáciles y divertidas!

|
0

Las chapas de las botellas y las tapas metálicas de los tarros son a menudo unas piezas que, una vez abierta la botella, no sabemos muy bien dónde desecharlas o qué hacer con ellas. En este post os mostramos algunas manualidades con chapas para darles una divertida segunda vida.

  1. Chapas transformadas en imanes decorativos para el frigorífico

¿Es una manualidad súper útil verdad? Con estos imanes reciclados podremos sostener notas del día a día: mensajitos, recordatorios, listas de la compra, facturas, cuadros de tareas domésticas, tableros con los menús de la semana…

En el blog de manualidades How About Orange nos sugieren descargar aquí unas plantillas con curiosos diseños circulares que después recortaremos y pegaremos en las chapas. Antes de ello, deberemos pintarlas de blanco.

Como no podía ser de otra forma, lo ideal sería imprimir estos diseños aprovechando folios que solo estén escritos o dibujados por una sola cara. El siguiente paso será pegar una pequeña pastillita de imán, que se puede conseguir en cualquier establecimiento de manualidades.

ch

Una segunda opción procede del blog Fun Crafts Skids, nos animan a reutilizar por partida doble. Por un lado las susodichas chapas y por el otro los números de los calendarios de pared.

La idea consiste en recortar los números y pegarlos en el interior de las chapas (también podríamos pegarlo en la parte externa). El imán lo colocamos en la parte exterior. ¡El resultado queda tan original como en la siguiente imagen!

¡A nosotros se nos ocurre otra posibilidad incluso más divertida! Podríamos pintar de blanco o de cualquier otro color las chapas y, cuando la pintura esté seca, hacer pequeños dibujos con rotuladores finos o pinceles finos. ¿Qué os parece?

  1. Velas hechas con una manualidad con chapas

El blog Craftaholicsanonymous nos trae esta manualidad tan sencilla. Tan tan sencilla que solo necesitamos recopilar unas cuantas chapas metálicas y rellenarlas con cera.

Podemos reutilizar los restos de cera de velas viejas o comprar cera nueva. También deberemos comprar las mechas que después introduciremos en la cera. Es, como se dice, ¡buena, bonita y barata!

  1. Convertir chapas en botones de colores

botones reciclados

Esta es otra manualidad nacida de una idea original y muy, muy sencilla, fabricar nuestros propios botones a partir de simples chapas de botellas.

Para esta manualidad con chapas necesitamos varias chapas (por supuesto) y un martillo. Simplemente tendremos que chafar cada chapa con el martillo para aplanarla y después, con ayuda de un objeto punzante, hacerle dos o cuatro agujeros por donde se podrá coser a la prenda de vestir que se quiera.

Sobra decir que a pesar de la sencillez de esta actividad, ha de hacerse siempre con mucho cuidado y bajo la supervisión de un adulto. Cuando hayamos dado forma a nuestros nuevos y curiosos botones reciclados bastará con darles una mano de pintura. Podremos pintar todos nuestros botones de un color o de varios. ¡Solo depende de vuestra imaginación! También habrá quien prefiera no pintarlos y lucirlos con sus colores originales. Lo importante es que queden unos botones divertidos y dignos de ser llevados con orgullo.

  1. Horquillas para el pelo decoradas con chapas

chapa_ganchillo

Es una manera sencilla y vistosa de aprovechar nuestras chapas: colocarlas como adorno en las horquillas para el pelo. Es una buena forma de sorprender a alguna amiga o familiar con un regalo sencillo, original y sostenible.

Tan tendremos que colocar la chapa a la horquilla adhiriéndola con un poco de pegamento. ¡Y ya estaría terminada! Podremos hacer tantos modelos de horquilla como chapas distintas estemos dispuestos a recolectar. ¿Te animas?

Desde Ecoembes os recordamos que las chapas, tapas y tapones de metal o plástico provenientes de envases de plástico o vidrio son reciclables al 100%. Para darles una nueva vida, deberemos separarlos adecuadamente junto a los demás envases de plástico, latas y briks y llevarlos al contenedor de reciclaje adecuado, en este caso el contenedor amarillo.

Te puede interesar