El "recoge cables" fabricado con un fragmento de botella de plástico

El “recoge cables” fabricado con un fragmento de botella de plástico

|
0

Es muy habitual que en casa se nos acumulen cables.  Con tanta tecnología en el hogar, es normal que todos los cables acaben hechos un desastre, enredándose en cualquier cajón. Vamos a aprender a hacer un guarda cables con botellas de plástico. Puedes usarlo para los cables del ordenador, los del móvil o cualquier otros que se te ocurran.

Muchas veces vamos comprando botellas, las traemos a casa y al final acabamos con tantas que no sabemos ni de donde han salido. ¿Te pasa también a ti? Los envases domésticos a veces nos ofrecen, por sus peculiares características, unas posibilidades de ser reutilizados que no vemos a simple vista. A menudo son tan sencillas que son difíciles de idear.

Pues en este artículo vamos a solucionar dos problemas de golpe: en primer lugar, vamos a conseguir organizar ese lío de cables que muchas veces se nos puede formar y en segundo, le vamos a dar un nuevo uso a esas botellas de origen misterioso. Sin más dilación, veamos cómo hacer nuestro guarda cables casero con botellas de plástico.

¿Cómo hacer el recoge cables con botellas de plástico?

En primer lugar, según el tamaño de los cables que queramos recoger, podemos elegir botellas grandes, pequeñas o ambas.

Recoge-Cables botella de plástico

Tenemos dos maneras distintas de hacerlo:

Recoge-cables con botellas de plástico

  • La primera, cortando los dos extremos de la botella para obtener una anilla. Esta es ideal para cables que no tienen añadidos, ni cabezales o baterías. En este caso, sencillamente colocamos los cables en el interior, después de haberlos enrollado. Quedará como una especie de lacito muy gracioso y sobre todo útil.
  • La segunda, dejando la base de la botella. Esta opción es adecuada, al contrario que la anterior, para cables que sí tengan añadidos o cabezales, como algunos cargadores para el portátil. La base sostendrá estas partes más pesadas y mantendrá colocados el resto de los cables.

Si quieres darle un toque más especial, siempre puedes decorarlos.  Puedes usar pinturas especiales para plásticos, pegar pegatinas, dibujos, fotografías…

Se trata de un invento pequeño y funcional, ideal para tener bien ordenados y recogidos esos cables que a veces acumulamos y que tenemos tirados de cualquier forma y en cualquier lugar. ¡Y además son transportables! Ya tenemos nuestras fundas guarda cables.

Más para recoger cables…

Y si queréis otra idea para guardar cables, os recordamos el utilísimo organizador de cables que vimos en el blog, reutilizando una caja y tubos de cartón procedente de rollos de papel higiénico. Una prueba más de que los envases domésticos pueden tener una segunda vida y convertirse en grandes amigos de nuestra clase o casa.

¿Conocéis otras maneras de reciclar envases y obtener nuevas utilidades? No olvidéis que en el contenedor amarillo se reciclan las botellas y otros envases de plástico como latas y briks.

Te puede interesar