Tarro de vidrio por dentro, cartón por fuera: ¿qué es? Un florero, un portavelas, un portalápices…

Tarro de vidrio por dentro, cartón por fuera: ¿qué es? Un florero, un portavelas, un portalápices…

|
0

Nuestro post Verde de esta semana es de lo más útil porque bien podría valer también para nuestro espacio Azul ya que en la manualidad que os vamos a proponer para clase, se funden materiales clásicos de sendas secciones: vidrio y cartón corrugado. Más concretamente, reutilizaremos un tarro alargado de vidrio para, ayudados de trozos de cartón, elaborar un bonito objeto final que podrá servirnos, por ejemplo, como florero, portavelas o portalápices. Hemos encontrado la propuesta en Guía de Manualidades. El objetivo de la manualidad es revestir el tarro alargado de vidrio de pequeñas piezas rectangulares recortadas de una caja de cartón corrugado (ya desarmada) para dar al objeto final un aspecto más estético y original.

– Comenzaremos perfilando sobre el cartón con un rotulador el diámetro de la base del envase de vidrio. Nos quedará un círculo que recortaremos, aunque recomendamos recortar un círculo algo más ancho que el que marca el rotulador.

– Por otra parte, haremos largas tiras de cartón de 2 centímetros de ancho y con la extensión que posea el cartón que hayamos conseguido.

– A partir de ahí dividiremos las tiras largas en tiras rectangulares más pequeñas cuya largura (y cantidad) irá en función del tamaño del tarro de vidrio y de nuestros propios gustos. En cualquier caso, la dimensión de cada tira ha de ser  la misma. Guiaros por las fotografías por si surge alguna duda.

florero_vidrio_carton

– Bordeando el círculo recortado que tenemos como base y marcado con rotulador, comenzaremos a ir pegando con cola blanca las pequeñas tiras de cartón tal y como vemos en las fotografías. Poco a poco iremos armando nuestro incipiente recipiente. Es preferible llevar a cabo este proceso con el frasco colocado sobre el círculo aunque no es estrictamente necesario.

– Cuando las tiras pegadas lleguen hasta la altura del tarro ya habremos terminado el invento aunque nada nos impide hacerlo más alto o más ancho (o estrecho) pegando nuevas tiras de cartón.

florero_vidrio_carton2

Es interesante esta manualidad porque, una vez terminada, nuestra pequeña obra de reciclaje podrá prescindir del tarro según nuestros intereses. Si vamos a aprovecharlo para meter flores artificiales, no será necesario el envase de vidrio. En cambio, si vamos a aprovecharlo para poner flores naturales será más útil el tarro con un poco de agua. También será necesario el tarro si queremos utilizar nuestro objeto como portavelas, ¡no queremos provocar ningún incendio!

florero_portavelas

Y no olvidéis que los tarros, frascos y botellas de vidrio son reciclables si los depositamos dentro del iglú verde, el contenedor de los envases de vidrio.

Te puede interesar